El Alimento del mes: El CACAO

“Medicamento de la Naturaleza”

Considerado un “Superalimento” como resultado de la concentración de nutrientes por peso que aporta el Cacao os recomiendo que lo introduzcáis en vuestra dieta y os beneficiéis de sus múltiples beneficios. Activador del Metabolismo por su efecto termogénico una vez digerido.

Cada semana os publicaré una nueva receta como ingrediente principal para que podáis conocer de él su versatilidad en texturas y sabor. Disfrutad!

BREVE PRESENTACION:

El cacao proviene del árbol tropical denominado Theobroma cacao L. (nombre científico) . También es conocido como cacaotero. Su planta de hoja perenne pertenece a la familia Malvaceae. Sus frutos son bayas alargadas, que contienen de 30 a 40 semillas de color marrón-rojizo por fuera, cubiertas de una pulpa blanca dulce y comestible.

Su hábitat natural son los bosques húmedos tropicales de clima cálido . Es originario del Amazonas. Los Mayas lo “domesticaron”.

Tarda entre 5/6 años en dar sus primeros frutos, y 6 meses en madurar

Las condiciones ambientales son claves para que la producción  y desarrollo del cacao . Se necesitan entre 300 y 600 semillas para fabricar 1 kg de cacao.

EXISTEN MUCHAS VARIEDADES DE CACAO, pero las más comunes son:

CRIOLLO : Es la variedad de cacao que consumían los mayas. Se considera la de mejor sabor y tiene un aroma muy particular.

FORASTERO: Es una variedad salvaje del cacao criollo originario de la selva Amazónica. Tiene un sabor más amargo y es el cacao más común: el 90% del cacao que se cultiva actualmente en el mundo

TRINITARIO: Es el resultado de la fertilización cruzada entre árboles de variedad criollo y forastero ocurrida espontáneamente en la isla de Trinidad alrededor del año de 1730, combina parte del sabor típico del cacao criollo con la resistencia del forastero.

El cultivo de este fruto se remonta a más de 2.500 años. Esto lo convierte en uno de los alimentos más longevo desde nuestros antepasados hasta nuestra sociedad de consumo actual.

DEL ÁRBOL A NUESTRA COCINARecolección y Transformación”

La cosecha se inicia cuando la “mazorca del cacao” está madura. Esto se conoce a través del cambio en su color exterior.

La recogida se realiza cortando los llamados “pedúnculos de la mazorca” con una hoz o con un cuchillo especial fijado sobre una pértiga.

Una vez abierta la mazorca se extraen sus semillas y se colocan sobre una base de hojas de plátano. Así se inicia el proceso de fermentación, que dura entre 3 y 7 días. Tapadas y en lugar cálido.

Durante el proceso fermentativo y debido al aumento de la temperatura, la pulpa se va desintegrando y en la semilla se producen importantes modificaciones:

• Pasa de color violeta a marrón claro
• Disminuye el sabor amargo original
• Nacen los sabores precursores del chocolate 

Tras el proceso de fermentación se pasa a su secado y para ello, se extienden las semillas al sol durante 7-10 días durante los cuales se  oscurecen y se concentran todo el aroma de las mismas.

Se tuestan a la temperatura adecuada para proteger al máximo todos sus nutrientes y posteriormente se descascarillan

Las semillas son descascarilladas para proceder en diferentes usos:

En el interior de su vaina se encuentran las semillas

1.- Una parte sería la molienda para conseguir el cacao puro en polvo.

2.-La parte de la vaina que cubre las semillas es fermentada y se obtiene un licor de cacao 100% puro. Este licor se prensa para conseguir una masa a través de la cuál se separa la manteca de la fibra del cacao.

“Medicamento de la Naturaleza”

Theobroma significa, en griego, “alimento de los dioses” y no pudieron ponerle una mejor denominación. Considerado como uno de los Alimentos más completos en Antioxidantes, por la concentración en su composición. 95.000 Unidades de ORAC (Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno)

Importancia de Introducir en nuestra dieta un alimento con un destacado poder Antioxidante como el Cacao

Los antioxidantes, son moléculas capaces de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. La oxidación es una reacción química que se produce por un agente oxidante.

Las reacciones por oxidación pueden producir radicales que dan lugar a reacciones en cadena dañando las células del organismo.

Los antioxidantes actúan dando fin a este proceso de oxidación inhibiendo otras reacciones y oxidándose ellos mismos.

OTRAS PROPIEDADES DESTACADAS DEL CACAO :

Reverastrol: Polifenol presente que actúa como potente Antioxidante.

Magnesio: 30 gr. Al día cubre las necesidades diarias de este mineral.

Fósforo: Por su riqueza en este mineral, Alimenta especialm ente el cerebro y previene enfermedades como el Alzehimer.

Rico en Triptófano: Éste es un precursor de la melatonina que es una hormona cerebral. Por ello despeja la mente, sube el ánimo y es de gran ayuda en estados depresivos.

Rico en Teobromina: Es un alcanoide natural “ no adictivo “ a diferencia de la cafeína, “Activa, pero No Estresa”

Rico en Flavonoides: En particular uno denominado “procianidina”, que ha demostrado actuar como protector frente a cánceres, Protector cardiovascular, cardiopatías isquémicas e ictus. Ejercen una importante acción frente a los radicales libres.

Efecto Termoenergético: Eleva la temperatura metabólica del organismo con lo que ayuda a la hora de “quemar grasa”.

Estimula la Circulación Sanguínea: Por su sabor amargo, fabrica unos neurotransmisores que nos activan la circulación favoreciendo el sistema metabólico.

DESMITIFICANDO EL MITO “El Cacao como enemigo de la dieta”

Muchos hemos considerado el cacao un enemigo de la dieta. Y en cierta medida es cierto, pues una mala elección de “chocolate”, ingerido en exceso y combinado con una alimentación desequilibrada mezclado con otro tipo de grasas omegas 6, o saturadas con ácidos de cadena larga es una fuente de calorías que el organismo no puede procesar.

Debemos tener presente que No cualquier chocolate puede beneficiarnos. Es importante diferenciar el Chocolate a partir de un 90% de cacao en su composición, de aquel otro cuya proporción de cacao es mínima y contiene en su mayoría de ingredientes azúcar, edulcorantes químicos, leche  y grasas derivadas de la manteca de cacao y otras que han sido procesadas en su incorporación para dar un sabor “que enganche más para su consumo”. Es aconsejable comer chocolate puro, pues de esta forma evitamos aditivos y añadidos perjudiciales para nuestro organismo en lugar de introducir su parte “medicinal” Si partimos de un porcentaje del 85% de cacao, empezamos a reducir “añadidos”y si llegamos al 100% crudo conseguiríamos la concentración de nutrientes por peso que nos ofrece este “ superalimento”.

UNO DE LOS ESTUDIOS RELEVANTES

Ronald L. Prior (Little Rock, Arkansas) fue el bromatólogo encargado de presentar los resultados de este estudio del ARS en un congreso de biología experimental celebrado en San Diego, California. «El cacao natural», sostiene el experto, «es el alimento que ha demostrado presentar más procianidina en su composición» Pero la mayor parte de los chocolates del mercado tienen una pureza «relativamente escasa en cacao» (alrededor del 50%) y, además, sustituyen dicho déficit con azúcares y grasas, con lo que «se convierten más en un problema que en una solución».

¿EN QUÉ DOSIS DIARIA ES RECOMENDABLE?

Lo ideal sería consumir una cantidad entre 30 y 50 gramos diarios de un cacao puro, dependiendo de la actividad y requerimientos de la persona.

Receta: Arroz Con Leche al Cacao

Un gustoso “dulce” sin azúcares y con muchos nutrientes

Paso 1.- Ponemos a hervir arroz integral en una leche vegetal de arroz sin azúcares añadidos. Agregamos unas pasas sin semillas y la corteza de 1 naranja. Dejamos hasta que el arroz este blando. Añadimos más o menos leche según deseemos un resultado más o menos espeso.

Paso 2.- Una vez “cocido” apagamos y añadimos unas cucharadas de cacao puro en polvo 100% “al gusto” y unos piñones. Removemos bien fuera del fuego pero todavía caliente para no perder propiedades del cacao y de los piñones.

Paso 3.- Colocamos en moldes individuales y dejamos enfriar antes de desmoldar.

Paso 4.- Podemos servir decorando con un poco de sirope de cacao puro.

Aporte de la Receta: Relaja el bazo /páncreas sin activar la insulina ya que es un “dulce natural” sin añadidos químicos . Aporta el dulce natural de sus ingredientes. Aporta centro y vitalidad al organismo.

Puede servirnos como desayuno nutritivo o cena relajante.

Consejo: Podéis sustituir la leche de arroz por la de avena o almendras y quedará igualmente rico. También queda muy bien sustituyendo el arroz integral por arroz negro integral.

Receta: Almendras con aceite de naranja, romero cubiertas de cacao

Almendras “alcalinizantes”

Paso 1.- En una sartén seca colocamos nuestras almendras crudas con piel y doramos “sin quemarlas” . No debemos dejar de remover y cuando desprendan su aroma apagamos. En ese mismo calor de la sartén sin sacar las almendras añadimos un chorrito de aceite de naranja y unas hojas de romero. Seguimos removiendo que se integren bien los sabores manteniendo todas las propiedades de sus ingredientes.

Paso 2.- Cuando hayamos integrado bien durante unos minutos removiendo constantemente y todavía con calor añadimos dos cucharadas de cacao en polvo puro 100% sin procesar y removemos . Nos quedará el cacao “pegado” a la almendra en aceite.

Paso 3.- En este momento las apartamos a una fuente de servir y a “disfutar” ¡Sano y Saludable!

Aporte de la Receta: Las almendras es un fruto seco alcalinizante y muy indicado por su alto valor en minerales como el hierro, calcio y fósforo . Al cocinarlas suavemente mantendrá todas sus propiedades. El romero le aporta el sabor y también sus funciones antibacterianas y el cacao sus flavonides y minerales. Doblemente “alcalino por la almendra y el cacao”.

Puede servirnos como acompañamiento en una parrillada de verduras o verduras en wok o también con un cereal hervido.

CONSEJO: El aceite de naranja es muy fácil de realizar. Tan solo deberéis aprovechar la cáscara de una naranja y colocarla en un botecito de cristal cubriéndola de aceite de oliva virgen extra. Dejar macerar unos días y ya lo tenéis listo para usar.

Receta: Trufas de “Granola”

“Energía de buena calidad” = Bajo indice glucémico

Paso 1.- Realizamos nuestra propia “granola”: En una sartén seca colocamos unos copos de avena gruesa, avellanas partidas a trocitos en crudo, y unas semillas de cáñamo peladas. Por encima colocamos unas cucharadas de azúcar de coco BIO 100% (bajo índice glucémico).

Paso 2.- Encendemos el fuego y no dejamos de remover hasta que el azúcar de coco se deshaga caramelizando los copos de avena y las avellanas. En ese momento apagamos y apartamos dejando enfriar.

Paso 3.- En una olla colocamos unos dátiles naturales deshuesados, (sin son los de tipo Meedjould “los grandes“, mejor por su cremosidad). Cubrimos los dátiles con el agua justa y dejamos cocer hasta que nos quede una “mermeladaespesa. Apagamos y añadimos cacao puro en polvo 100% . Unas 4 cucharadas soperas. Nos ha de quedar oscuro pero al gusto si os gusta más o menos el sabor a Cacao, podéis variar la cantidad. Agregar 6 cucharadas de aceite de coco virgen extra a lo anterior todavía caliente para que se disuelva. REMOVER TODO BIEN.

Paso 4.- Añadimos nuestra “granola” anterior a la preparación de dátiles con cacao y formamos nuestras trufas. Cubrimos con escamas de cacao crudo, y guardamos en nevera para que se integren bien y queden más sólidas.

Aporte de la receta: Es una preparación que nos aporta vitalidad manteniendo a raya el índice glucémico del organismo, ya que todos sus ingredientes son naturales sin refinar.

Muy aconsejadas para deportistas, personas que realicen actividad que requieran de un “extra” de energía.

Consejo: Es mejor prepararlas con anterioridad para que la masa cree más consistencia y guardar siempre en el frigorífico para que mantenga su textura.

Receta: “Granola” casera al cacao

“Un dulce” sin remordimientos

Paso 1.- En una sartén seca colocamos unos copos de avena, junto con unas semillas de girasol crudas, láminas crudas de coco 100% , unos anisetes verdes (matalahúva), un par de cucharaditas de canela en polvo y trocitos de avellanas crudas al gusto . La cantidad dependerá de la cantidad de granola que queráis elaborar.

Paso 2.- Espolvoreamos con azúcar de coco (bajo índice glucémico). Ponemos al fuego y sin dejar de remover hasta que el azúcar de coco se integre en los ingredientes añadidos quedando “pegada” a ellos. En ese momento apagamos.

Paso 3.- Todavía en caliente añadimos ralladura de naranja “en crudo” y un par de cucharadas soperas de cacao 100% crudo. Removemos bien para integrarlo al resto.

Paso 4.- Dejamos enfriar para que solidifique y quede en su textura “crujiente” antes de disfrutar de su dulce y exquisita combinación de sabores.

Aporte de la receta: Un dulce que nos aporta la energía necesaria para cubrir nuestras necesidades de minerales diaria con nutrientes que suman al organismo de forma que evitaremos otros tipos de dulces “no saludables”

Consejo: Está muy rica acompañada de un kéfir de coco (potencia el efecto digestivo que ya tiene por si misma), o con cualquier yogurth que más os guste. Mejor con texturas espesas que líquidas para que mantengáis su textura crujiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!