LAS BONDADES DE “LOS OLIGOELEMENTOS”

Pequeñas dosis de nutrientes pero de gran importancia para la Vida

El organismo humano no puede producir “oligoelementos”. Sin embargo, los necesita para vivir y preservar su estado de Salud. Son elementos que forman parte de nuestros tejidos en cantidades muy pequeñas y resultan esenciales para el crecimiento y desarrollo. Muchos de ellos son necesarios para que nuestras enzimas puedan realizar sus reacciones químicas, tales como la función respiratoria, la función digestiva, la función neurovegetativa y la muscular

Claves  y funiciones de los Oligoelementos en el organismo

Debido a la necesidad biológica de estos elementos deben estar presentes en nuestra alimentación para que el cuerpo humano sea capaz de prevenir cualquier enfermedad.

LOS IMPRESCINDIBLES:

  • EL HIERRO

Más del 50 % del hierro que circula en nuestro organismo, forma parte de la hemoglobina y algunos miligramos se encuentran en la estructura de algunas de nuestras enzimas.

Interviene en el transporte del oxígeno. Los pulmones no podrían captarlo sin su presencia. Por este motivo, la carencia de este oligoelemento frenaría la producción de glóbulos rojos como consecuencia “la anemia”, y la posibilidad de sufrir diversas afecciones respiratorias.

El Hierro se absorbe en el intestino, y para que esto se produzca de forma correcta es necesaria la presencia de vitamina C.

Un exceso de filatos tanatos o calcio en nuestra dieta, puede ser motivo de una mala absorción.

Buenas fuentes de Hierro bien combinadas serían: Pescados, hojas verdes como las espinacas, el perejil o los brotes, las judías secas, las habas, la soja, los frutos secos en general , las semillas como las de calabaza, sésamo y quinua. También las algas como la Dulse, los mariscos de concha como los mejillones o berberechos.

  • EL COBRE

Interviene en la función de numerosas enzimas indispensables en los procesos metabólicos esenciales. Estimula el sistema inmunitario.

En el organismo humano, lo encontramos en mayor porcentaje en nuestro hígado, cerebro, corazón y riñones.

Se absorbe en el intestino delgado y es eliminado por la bilis y orina.

Su función principal es transferir el hierro del organismo desde los depósitos de “ferritina” hacia la molécula de “transferina”.

Buenas fuentes de cobre bien combinadas serían: Cacao puro, las nueces, las leguminosas como los guisantes secos, los cereales integrales sin procesar y los frutos secos.

Un exceso de fibra en la dieta podría obstaculizar su absorción.

  • CROMO

El cromo interviene potenciando la acción de la insulina en el organismo y a descomponer la glusosa favoreciendo la entrada a las células. Incide directamente en la correcta eliminación de grasa corporal.

Se absorbe en el yeyuno y es transportado por el plasma unido a la transferina o a la albúmina.

Buenas fuentes de cromo bien combinadas : frutas cítricas ( naranjas , limones, pomelos ) , verduras ( a destacar los berros y las algas ), cereales integrales.

  • YODO

Forma parte de las hormonas tiroideas, que influyen fundamentalmente en el crecimiento y maduración del organismo, y afecta sobre todo a la piel, el pelo, las uñas, los dientes y los huesos.

Se absorbe en el intestino delgado. Una vez llega al plasma se une a las proteínas transportadoras llegando a las glándulas tiroideas, salivares y mamarias entre otras.

Buenas fuentes de Yodo bien combinadas: Todas las algas, los pescados, los mariscos, los cereales integrales, los huevos, el ajo, la cebolla, el limón, la naranja, la piña, hortalizas de hoja verde y los frutos secos en general (siempre en crudo).

  • MANGANESO

Muy necesario para el buen mantenimiento óseo, realiza un papel importante en las funciones reproductoras.

Se absorbe en el intestino delgado depositándose mayoritariamente en el hígado desde donde se reparte a otras partes del organismo. El riñón también acumula un buen porcentaje.

Buenas fuentes de Manganeso bien combinadas:  cereal integral, las hortalizas, los crustáceos y los frutos secos en general (siempre en crudo).

  • SELENIO

Es un potentísimo antioxidante. Además, garantiza el buen funcionamiento de los músculos, protege nuestro sistema cardiovascular y puede evitar la aparición de cataratas.

Se absorbe en el epitelio intestinal y se distribuye de forma general por el organismo.

Buenas fuentes de Selenio bien combinadas: las nueces, los mariscos, cereales integrales, levadura de cerveza, el germen de trigo, el ajo, el limón, la cebolla, las setas, el salmón y la mayoría de las verduras.

  • ZINC

Interviene en el funcionamiento de ciertas hormonas y desempeña un importante papel en el crecimiento, la producción de insulina, las funciones psicológicas, la formación de espermatozoides y la defensa del sistema inmunitario. Incide en el metabolismo intermediario.

Se absorbe a nivel intestinal en el duodeno y yeyuno.

Buenas fuentes de Zinc bien combinadas: Verduras de hoja verde, las nueces, las semillas crudas de calabaza, pescados y mariscos como las ostras, las legumbres, cereales integrales.

Se debe prestar especial atención en la presencia de filatos y exceso de fibra ya que estos pueden interferir en su absorción.

  • COBALTO

Es un componente esencial de la vitamina B-12. Ayuda a en la producción de glóbulos rojos.

Contribuye a reducir la presión arterial y a dilatar los vasos sanguíneos, y favorece la fijación de la glucosa en los tejidos.

Buenas fuentes de Cobalto bien combinadas: mariscos como las ostras, las legumbres, los cereales integrales, la cáscara o fibra del arroz, el ajo, la cebolla, el sésamo y el ginseng.

  • FLÚOR

Actúa en la prevención de la caries dental manteniendo el esmalte de los dientes en buenas condiciones. Ayuda a frenar la aparición de osteoporosis y tiene incidencia en el crecimiento.

Se absorbe en el intestino delgado y en el estómago. Esta absorción disminuye en el caso de que se tome junto con lácteos ó cualquier producto que contenga alto contenido en calcio.

Se distribuye en el tejido de los huesos, en los dientes y en el hígado principalmente.

Buenas dosis de Flúor bien combinadas: Los pescados, los mariscos, el té, las verduras de hoja verde y la cebolla.

  • LITIO

Actúa sobre el sistema nervioso y es útil en las afecciones cardiacas.

Es absorbido por el intestino e incide en el riñón.

Buenas fuentes de litio bien combinadas:  Agua de mar, salmueras caseras, tomate, nabo, pimiento, fresas y frambuesas y en la soja germinada.

  • NÍQUEL

Potencia el crecimiento y es recomendable para combatir anemias, y enfermedades infecciosas. Importante en estados carenciales y convalecencias.

Es absorbido por el intestino.

Buena fuente de níquel bien combinado: los moluscos, la levadura de cerveza,  el arroz integral y las legumbres son los principales suministradores.

  • SILICIO

Aumenta la elasticidad y resistencia de los huesos, previene la arteriosclerosis, retrasa el envejecimiento y equilibra el sistema nervioso.

Se absorbe en el intestino delgado.

Buena fuente de silicio bien combinada: la hierba de cola de caballo, la calabaza, la manzana, la cereza, la uva, el pepino, las zanahorias, las setas, el apio, el rábano, la levadura de cerveza, los cereales integrales, son las principales fuentes de este mineral

DOSIS Y POSOLOGIA:

Las dosis son mínimas pero no por ello menos importantes y deberán ser aconsejadas en cada caso dependiendo de las necesidades individuales en función de la alimentación de la persona así como el estilo de vida.

Nota importante: Imprescindible mantener una flora intestinal equilibrada ya que todos los oligoelementos hacen parte o totalmente su absorción en el intestino.

20 comentarios en “LAS BONDADES DE “LOS OLIGOELEMENTOS””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!