“TAMARINDO” FRUTO MEDICINAL

Gracias a su textura y sabor es muy versátil en tu cocina

El tamarindo es el fruto del árbol con su mismo nombre. Originario de África tropical actualmente ya extendido en Latinoamérica y sudeste asiático. Forma parte del grupo de las leguminosas.

CARACTERISTICAS DESTACADAS

Posee una vaina externa rígida. En su interior encontramos  su pulpa alargada, algo “pegajosa” al tacto (debido a sus propiedades),  y rodeada de unos hilos que deberán ser retirados antes de consumirlo. Como semilla encontramos unos huesos muy similares a los de cereza.

Destaca por su sabor ácido, aunque a medida que va madurando va adquiriendo un sabor más dulce. Podemos decir que se trata de un fruto  “agridulce”. Esto lo convierte en un alimento muy versátil en nuestra cocina.

SUS PROPIEDADES Y BENEFICIOS

1.- Su contenido vitamínico destaca especialmente en: Vitamina C, Vitamina A y vitamina B3.

2.- Alto contenido en Fibra en forma de celulosa y pectina lo cual es de gran ayuda para regular nuestro tránsito intestinal.

3.- Es Rico en ácido acético de gran ayuda para el control de  algunas infecciones fúngicas ( hongos ).

4.- Destaca su contenido en minerales: Magnesio, fósforo y Calcio , fundamentales para mantener un óptimo estado de salud ósea y muscular.

5.- Estudios recientes confirman  que el tamarindo tiene un efecto depurativo y protector sobre el hígado: casos de hígado graso y colesterol elevado, aliviando  los dolores de cabeza relacionados. Actúa como un gran antioxidante.

6.- Al igual que los higos secos y los dátiles, es uno de los alimentos con mayor cantidad de potasio.

7.- Es un excelente diurético natural, y ayuda a eliminar la “grasa focalizada”.

8.- Al tratarse de una legumbre con acción depurativa y ligeramente laxante, ayuda en casos de hemorroides y a prevenir y mejorar las infecciones de las vías urinarias.

Valores nutricionales más destacados por cada 100 gramos de Tamarindos

Calorías: 240 kcal

Carbohidratos: 63 g

Fibra: 5 g

Grasas: 1 mg * bajo contenido

Vitamina C: 6 mg

Potasio: 570 mg

RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS PARA SU CONSUMO

1.- Dolores de cabeza, resfriados , tos, hemorroides y estreñimiento.

2.- En casos de Deshidratación ya que recupera y calma la Sed.

3.- Sus hojas son de gran ayuda para bajar estados febriles, así como para eliminar parásitos gastrointestinales.

4.- Al ser un gran “reconstituyente” se aconseja su ingesta tras un gran esfuerzo físico.

5.- Muy beneficioso para personas con digestiones lentas ya que mejora los problemas digestivos.

COMO INGERIRLO  

La parte comestible es su pulpa

Puede consumirse al natural ó en forma de zumo, batidos, como té, en agua,  e incluso en forma de compota

1.- Posee un gran poder antibacteriano y regenerador de la piel.

2.- Reduce el colesterol malo. Desecada ayuda para controlar la presión arterial.

3.- Es una gran reguladora intestinal gracias al tipo de fibra que contiene.

En Extracto ó el polvo de sus semillas en casos de:

1.- Utilizado en tratamientos “del ojo seco” debido a su sustancia similar  a “la mucina” propia de nuestros ojos la cuál protege y ayuda a mantener la córnea húmeda.  

2.- Ayuda en el blanqueamiento dental utilizando el polvo de sus semillas diluido en un poquito de agua como si se tratase de una pasta dental.

En Decocción de sus hojas en casos de: 

1.- Se utilizan en tratamiento de depuración hepática.

2.- En casos de diabetes su consumo periódico  ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre.

3.- En afecciones de la piel su uso tópico contiene propiedades antibacterianas.

Las Vainas completas en casos de: 

Son utilizadas para preparar agua de tamarindo. Posee propiedades adelgazantes y digestivas. Evitan el estreñimiento y mejoran el metabolismo. En infusión se utilizan como laxante suave.

En Jugo: combinado con otros ingredientes se utilizan en mascarillas para el rostro y para tratar hongos o infecciones en las uñas y en la piel.

Su Corteza y extracto de raíz en casos de:

Alivia los dolores de estómago.

REMEDIOS NATURALES

1.- Jugo para el hígado:

Ingredientes:

½ kilo de pulpa de tamarindo (ya pelada y deshuesada)

2 litros de agua

El zumo de 1 limón

4 cucharadas soperas de miel cruda sin procesar.

Preparación:

1.-Colocar el tamarindo en remojo de un día para otro en 1 litro de agua.

2.- El día siguiente, retira los tamarindos del agua y extrae las semillas.

3.- Luego, licúa los tamarindos con el agua de su remojo.

4.- Después, añade el otro litro de agua y la miel cruda y  Licuar por 2 minutos.

Tomar un vasito separado de las comidas 3 veces al día durante unos 21 días.

2.- Infusión digestiva con efecto suavemente laxante:

1.- Colocar agua en un cazo mediano y llevarla a ebullición. Cuando empiece a hervir, añadir un puñado de vainas de Tamarindo y dejarlas durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo apagar y tapar.

2.- Dejar reposar durante 15 minutos y colar.

Se puede tomar a media tarde o antes de ir a dormir.

PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA

Debido a su gran poder nutricional y energético puede interactuar con algunas medicaciones en caso de un abuso de ingesta diaria.

1.- Personas con diabetes deben informar a un especialista por su poder de reducir los niveles de azúcar en sangre si se está medicando para ello.

2.- Personas que están tomando anticoagulantes deberán prestar especial atención ó suspender su ingesta si van ser expuestas a una intervención quirúrgica.

3.- Por su poder antiinflamatorio, disminuye la absorción de “aspirina” e “ibuprofeno”.

RECETA: Espinacas con Algas al rico Tamarindo y “Queso de Coco”

Una Deliciosa y Original combinación de sabores

Os animo a realizar esta elaboración cargada de minerales y nutrientes que ayudarán a relajar vuestro sistema digestivo. ¡ Es muy fácil y rápida de elaborar !

Paso 1.- En una sartén colocar 1 cucharada sopera de aceite de coco y “saltear una cebolla en juliana y unas hojas de espinacas frescas . Una vez empiecen a dorarse añadir unos trocitos de alga Spaguetti de Mar (alta dosis de Hierro). Saltear unos minutos y apagar.

Paso 2.- Todavía con el calor del fuego recién apagado añadir unas rodajas de queso de coco de buena calidad para que funda e integrar.

Paso 3.- Colocar en boles ó platos individuales y añadir pulpa de Tamarindo al gusto.

No os va a dejar indiferentes el contraste de sabor en boca. ¡ Ya me contaréis !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!