DESCUBRE LAS CLAVES PARA NO “DESEQUILIBRAR” TU ALIMENTACION EN ESTAS FIESTAS NAVIDEÑAS

No dejes de disfrutar…tan sólo sigue estos pequeños «TIPS»

No has de obsesionarte ni has de privarte de esos alimentos “No tan saludables” que estarán presentes en tu mesa estos días navideños. Aquí te dejo unos cuantos “TIPS” que te ayudarán…

1.- Practica la moderación. Identifica los alimentos más “contundentes y grasos” y toma una cantidad pequeña de ellos. Si puedes elegir declínate por los más saludables como los pescados y mariscos antes que por las carnes y embutidos.

2.- Evita la hinchazón abdominal. Come despacio y  mastica mucho los alimentos. De esta forma generarás  muchas más enzimas digestivas a través de la salivación y ayudarás a facilitar un mejor proceso digestivo.

Procura “no masticar” a la vez que hablas en la mesa pues de esta forma evitarás esos típicos y molestos “gases”.

Evita las Salsas en la medida que te sea posible. Así evitarás una posible “indigestión” del alimento que la acompaña.

Alarga el tiempo entre plato y plato de esta forma das tiempo a que los neurotransmisores intestino/cerebro reciban la señal de “saciedad”. Esto ayudará a no “excederte”.

3.- Apoyate en las verduras. Aunque no serán las protagonistas durante estos días , su aporte en fibras favorecerá una mejor digestión y compensará tu microbiota ayudando a que el desequilibrio durante estos días sea menor. Si participas en la elaboración del menú ten presente incorporar siempre algún plato vegetal.

4.- Evita los refrescos. No los necesitas. Las bebidas azucaradas serán un sumatorio muy negativo teniendo en cuenta que tendrás los dulces navideños tras una comida más copiosa de lo habitual. Beber durante las comidas interrumpirá el proceso de ácidos del estómago en la digestión . A ser posible bebe antes o después de cada plato y a ser posible bebidas naturales sin azúcares añadidos

5.- El Postre a ser posible “separado”. Aprovecha estas comidas en familia y amigos para conversar y espaciar el momento de los postres para dejar pre-digerir los alimentos anteriores. Los Dulces navideños van cargados de azúcares y grasas que interrumpen la digestión e inflaman el intestino. Así que cuanto más rato pase mejor.

6.- El desayuno “Siempre” . De esta forma evitarás llegar con un “apetito voraz” al menú de mediodía. Ten en cuenta que el desayuno durante estos días ha de ser más fácil de digerir y con aportes importantes de vitaminas y minerales para compensar el resto del día. Un batido cargado de verduras, frutas  integrando algún fruto seco o semillas alcalinizará tu organismo para compensar el resto del día. El aporte en fibra y grasa de calidad es importante para una correcta limpieza y absorción.

7.- Las cenas posteriores a una comida copiosa deberán ser de igual forma ligeras y fáciles de digerir. Aquí dependerá de los excesos que hayamos realizado almediodía. Una sopa de verduras con una proteína de buena calidad y una porción de alimentos fermentados nos ayudará a digerir todo mucho mejor antes de acostarnos.

8.- Los días “no festivos” donde no estén presentes estos menús más “desequilibrados” opta por una alimentación más “alcalina” que te aporte más oxígeno y combina con cocinados suaves. Incorpora en la medida de lo posible más alimentos de origen vegetal para que tu ingesta en estos días sea menos “tóxica” y más “depurativa” . Utiliza grasas de buena calidad que limpien tu organismo. A la hora de ingerir frutas opta por el grupo de las ácidas :  todos los cítricos y frutos rojos. La piña y la Papaya son también buenas opciones por el aporte de enzimas digestivas de ambas.

9.- Sobre las bebidas alcohólicas. De todos es sabido que evitar el alcohol en estas fechas es complicado pero si se trata de sentirnos mejor por la noche y al día siguiente, intenta que la ingesta de estas bebidas sean aquellas que no aporten mucho gas ni azúcares añadidos. El “impacto” posterior será mucho menor.

10.- Sobre los Turrones, Polvorones y demás dulces Navideños. Ante una mesa cargada bonitas bandejas decoradas con gran variedad de postres, siempre es mejor opción declinarte por frutos secos y frutas deshidratadas. Est@s últim@s “suman aportes nutricionales” sin grasas saturadas. Los primeros por el contrario van cargados de ellas además de azúcares y harinas refinadas “restando a nuestra nutrición”.

11.- Compra menos pero de mejor calidad. No es necesario “cargar” con kilos de alimentos para estos días de Navidad. Es preferible que gastes lo mismo pero leyendo los ingredientes y eligiendo aquellos que sean más saludables para el organismo. Unos bombones de buena calidad, un turrón con ingredientes de más selectivos y sin menos aditivos, unos polvorones con un aceite de oliva, ect…siempre serán de  menor impacto para tu salud y la de los tuyos.

12.- Utiliza un planto de medida pequeña para poner tus raciones. De esta forma tu plato se llenará y no tendrás la sensación de “comer poco”. Tu estómago y tu digestión te lo agradecerá. Eso sí …no vale el repetir!

13.- No te olvides de “moverte” durante estos días. No es necesario irte a correr cada día ni practicar deportes de “impacto” . Simplemente añade movimiento “extra”. Suma una caminata más cada día ( aunque sea con la escusa de ir a buscar algo ), sube las escaleras sin coger los ascensores, ect…de esta forma ayudarás a activar tu metabolismo y facilitaras la función de “eliminación” de tu organismo.

Importante: En casos de patologías diagnosticadas seguir indicaciones del profesional de referencia y en caso de duda consultar con antelación al mismo para que pueda orientaos sobre los que os va mejor en todo momento y situación.

Ya sabéis que me tenéis a vuestra disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!