ALTRAMUCES : Una auténtica fuente energética

Incorpora estas auténticas «bombas» de Salud en tu Dieta

Forman parte del grupo de las leguminosas, con una diferencia muy “destacable” : no contienen ningún ingrediente “flatulento” ,por lo que resultan de fácil digestión y pueden ser consumidos por cualquier persona.

(Siempre y cuando sean ingeridos tras su proceso de eliminación de “anti nutrientes” de forma correcta. Nunca en crudo).

Se trata de una semilla oleaginosa que nace en la planta conocida como Lupino.

Su recolecta se realiza a inicios de verano, cuando los lupinos han generado sus frutos. Las semillas se encuentran en el interior de una vaina y suelen estar secos en el momento de su recogida.

Es un producto de origen local, económico y sobre todo “Muy Saludable”.

Otros nombres populares del altramuz son: Lupín ó chocho.

CARACTERISTICAS:

Su sabor intrínseco es el amargo (amigo del hígado). Para que su uso alimentario sea seguro a de pasar por un proceso de “desamargado” de esta forma se eliminan sus “anti nutrientes naturales” que posee como protección,  al igual que sucede con la mayoría de granos y semillas.

Entre sus numerosas especies las más conocidas son : el altramuz blanco (L. albus), el altramuz azul (L. angustifolius) y el altramuz amarillo (L. luteus).

USOS CULINARIOS:

Son muy versátiles en cocina y pueden utilizarse en estofados cocinados como cualquier otra legumbre . También en sopas, en ensaladas, en salteados, en postres e incluso en la realización de una leche vegetal .

En forma de harina es ideal para realizar todo tipo de postres e incluso en la realización de hamburguesas y/o croquetas en las que añadiremos una cantidad “extra” de proteína.  

Se pueden consumir (y están deliciosos) como las aceitunas en una fermentación previa en Salmuera.

Os propongo estas dos recetas fáciles y muy interesantes para incorporar en vuestras elaboraciones:

RECETA DE LECHE VEGETAL DE ALTRAMUCES:

Ingredientes (para un litro de leche):

200 g de semillas de altramuz dulce (ya desamargado)

1 l de agua, más el agua para remojar

1 pizca de sal

Unas gasas, un colador o una bolsa de leches vegetales

Elaboración:

Remoja las semillas de altramuz durante 24 horas. Puedes tenerlas en remojo hasta dos días para que el sabor sea más suave (cambia el agua dos veces al día).

Vierte el agua de remojo, cocina a fuego lento las semillas escurridas con agua fresca y la tapa cerrada durante aproximadamente una hora a fuego medio.

Cuela los altramuces, enjuágalos y añádeles un litro de agua fresca. Tritúralos hasta obtener una masa uniforme.

Filtra la masa a través de una bolsa de leches vegetales o un colador.

La leche de altramuz casera se puede conservar en el frigorífico durante unos tres o cuatro días. Es adecuado tanto para el café como para muesli o para beber sola.

RECETA DE HARINA DE ALTRAMUZ:

La harina de altramuz se obtiene de los altramuces pelados y molidos y es adecuada para masas dulces y saladas en pasteles, bollería y pan. Hace que la masa se vuelva amarilla. La harina de altramuz dulce debe usarse con una harina aglutinante, porque no tiene proteína «pegajosa».

VALORES NUTRICIONALES:

Forma parte del exclusivo círculo de los «super alimentos», posicionándose, en cuanto a beneficios se refiere, a la altura de la quinoa, el aguacate, amaranto, moringa, ect… gracias a la cantidad de valores nutricionales que nos aporta al consumirlos.

COMO SE PREPARAN:

Se limpian y se sumergen en agua sin sal durante 24 horas. Tras la hidratación, se somete a la fase de cocción sin sal aproximadamente durante una hora y media. Es en este momento cuando se eliminan los alcaloides que contienen y su desaparece el sabor amargo. Posteriormente, debemos mantenerlos en agua con sal e ir cambiando esta agua y reponiendo de nuevo durante 7 días.

Al finalizar el proceso, se obtiene como resultado el altramuz en salmuera tal y como los conocemos.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS PARA LA SALUD:

Su valor nutricional por cada 100 gramos aporta unas 103 kcal. Basados en esta cantidad se obtiene menos de un gramo de hidratos de carbono, 36 g de proteínas, 13 g de fibra, unos 3,9 g de grasas, 4,6 g de sal o 6,7 mg de hierro entre lo más destacable.

No contiene Gluten así que es apto para para celíacos y muy beneficioso para los diabéticosya que es una semilla con propiedades hipo glucemiantes, lo que favorece la reducción de los niveles de azúcar en la sangre, la mejora de la salud intestinal y la reducción de la presión arterial.

Gracias a su composición es ideal en dietas para mantener un óptimo nivel de Colesterol así como en dietas de Adelgazamiento ya que facilitan  la saciedad sin un exceso calórico.

Bajo índice glucémico. Ayuda en caso de diabetes ya que gracias a la presencia de lupanina permite la ralentización en la absorción de azúcar en sangre.

Aliado del Corazón. Al poseer arginina (aminoácido esencial para el metabolismo con efecto vasodilatador), es indicado para personas con hipertensión.

Ayuda a Mantener una Flora Intestinal en buen estado. Es un gran prebiótico que gracias a sus compuestos contribuyen a estimular la microbióta bacteriana.

Antioxidante Natural. Gracias a sus ácidos fenólicos, isoflavonoides y flavonoides que los componen. Mantienen un buen estado de la piel.

Buena fuente de Hierro. Por hacer una comparativa tienen un aporte en hierro tres veces superior a la tan de moda “Col Kale”. Ayudan a combatir problemas como la anemia y favorecen el óptimo funcionamiento del Sistema nervioso gracias a su alto aporte en Potasio.

Refuerzan el sistema óseo. Contienen un aporte considerable de calcio y fósforo, imprescindibles para el correcto mantenimiento de huesos y dientes.

Te animo a realizarlos aunque su proceso dure unos días hasta poder ser consumidos. Realmente vale la pena por todo su aporte en nuestra Salud.

RECETA: PAN DE PLATANOS Y HARINA DE ALTRAMUCES

Exquisito , húmedo y esponjoso pan apto para tod@s

Este delicioso pan te encantará !

Es una gran alternativa. Alto contenido en proteínas y Calcio. Esta elaboración es de gran alimento para nuestra Flora Intestinal

Paso 1.- Chafar3 plátanos bien maduros con la ayuda de un tenedor y reservar. En un bol seco mezclar los ingredientes secos: 200 gr. de harina de trigo sarraceno , 175 gr. de harina de Altramuz, 50 gramos de semillas de sésamo crudo, 2 gr. de sal marina sin refinar, y 4 sobres de gaseosa en polvo (sustituye las levaduras). Mezclar todo muy bien con una espátula.

Paso 2.- Mezclar 2 cucharadas soperas de semillas de lino triturado con 6 cucharadas de agua. (Sustituye 2 huevos). Dejarlo reposar un par de minutos y añadir al bol de los «secos». Integrar y añadir poco a poco los plátanos chafados mezclando todo muy bien. Añadir un chorrito de aceite de semillas de sésamo.

Paso 3.- Completar la mezcla con las manos haciendo una bola y colocarla en un bote hermético para que fermente durante 24 horas.

Paso 4.- Transcurrido este tiempo , untar un molde con un poquito de aceite de semillas de sésamo y colocar la masa aplanando suavemente con una espátula.

Paso 5.- Colocar el molde al horno a temperatura baja (150 grados calor arriba y abajo) , durante 1 hora. Al cabo de este tiempo abrir el horno y añadir unos cubitos de hielo en una bandeja a una altura inferior donde hemos colocado nuestro pan para crear un «ambiente húmedo». De esta forma resultará un pan de lo más «esponjoso». Dejar 45 minutos más. Si veis que se empieza ha dorar demasiado por encima podéis cubrirlo con un papel para el horno en su parte superior.

Disfrutadlo! Una forma distinta de de beneficiarnos de las propiedades del altramuz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!