NO HAGAS DIETA: ¡Cambia tu Alimentación!

Una Alimentación equilibrada debe formar parte de un estilo de vida permanente.

No empieces una dieta que terminará algún día. Comienza un estilo de vida que dure para siempre.

Mi propuesta es que te alimentes de forma que tu organismo se depure de forma natural durante todo el día. Sin forzar y sin sufrir los típicos “efectos rebote”. El objetivo final es que te sientas mejor, con más vitalidad y que la pérdida de peso sea mucho más sencilla. En definitiva todo lo contrario a tener que seguir una dieta estricta ó un plan “detox” corto.

Una de las cuestiones que mas me plantean es ¿ HACER DIETA ó DEPURAR ?

Cuando oímos la palabra dieta”, la asociamos a comer poco ó a limitar la ingesta de algunos alimentos con el objetivo de perder peso.

En cambio depurar” implica cambiar de hábitos con la intención de eliminar sustancias tóxicas de nuestro organismo.

El problema está en cómo se interpreta.

¿POR QUÉ CUESTA TANTO HACER DIETA Y MANTENERLA?

En una dieta, te limitas a consumir unos alimentos específicos para seguir un plan o cumplir con una restricción calórica. Por eso, hacer dieta puede derivar en una falta de satisfacción, lo que provocará “insostenibilidad” en el tiempo.

Esta es una de las razones por la que no me gustan las dietas: mucha gente acaba rompiéndolas, volviendo a los mismos malos hábitos anteriores. Todos sabemos de alguien que siguiendo una dieta ha perdido peso de forma muy rápida, pero también es verdad que en la mayoría de casos esto les ha repercutido en “efectos secundarios” no deseados: falta de vitalidad, piel arrugada, dolores de cabeza, efectos rebote y un largo etcétera.

¿CÓMO DEBES COMER DE FORMA QUE TU CUERPO SE DEPURE NATURALMENTE?

Personalmente considero que un buen “acompañamiento nutricional” y una buena educación sobre cómo alimentarse ofrece como resultado las herramientas para saber elegir en todo momento lo que más conviene comer, en cualquier situación y tiempo.

La clave está en estructurar las comidas de forma adecuada y crear unos patrones y hábitos saludables que satisfagan todas tus necesidades, al tiempo que comes. Así  estarás continuamente depurando tu organismo.

Si incorporamos alimentos antioxidantes y ricos en fibra en nuestra alimentación, conseguimos descodificar el cuerpo para limpiarlo de dentro hacia fuera.

Mientras este proceso pasa, se “elimina grasa” de forma natural, y lo que es más importante, la Salud mejora.

¿CÓMO INICIAR EL CAMBIO A UN ESTILO DE VIDA DETOX?

En primer lugar es que visualices tu propósito y saques de ti tu mejor versión.

Lo siguiente es  comprobar si tu nevera y despensa están provistas con alimentos “que suman” ( una buena variedad de origen vegetal y que estén mínimamente procesados ).La intención es que empieces a “comer limpio” y esto no significa “hacer una dieta” ni hacer un plan de 21 días para posteriormente volver al patrón anterior, sino de alimentarte a largo plazo e iniciar un cambio en tu estilo de vida que no te “limite” sino que te “abra” nuevas expectativas.

Inicialmente no es necesario “eliminar” todos tus alimentos actuales de forma inmediata, como tampoco el pensar que no volverás a comerlos nunca más . Es simplemente  cambiar tu enfoque sobre lo que es realmente saludable y nutritivo para tu cuerpo y así poder tomar la mejor decisión.

Personalmente recomiendo hacer un cambio gradual para ir experimentando los cambios positivos para que de esta forma te anime a seguir cada día un poco más. El “Correr que tengo prisa”, conlleva a la saturación, estrés y termina en “frustración”.

La Alimentación es una elección propia. La Nutrición NO

¿PORQUÉ CUESTA TANTO EMPEZAR?

Nuestro cerebro, es el encargado de mantener y controlar la ingesta calórica a través del apetito. El gasto energético es regulado por el metabolismo dependiendo de las señales que recibe de los diferentes órganos de nuestro cuerpo. Lo que hace es “regular”  y funciona como un sistema autónomo el cuál va regulando nuestro peso corporal.  

El peso se mantiene estable independientemente de lo que hacemos. El cerebro determina cuál es el peso que debemos  tener. Cuando iniciamos un proceso de dieta ó de falta de calorías le estamos diciendo a nuestro cerebro que estamos “pasando hambre” con lo que él responde aumentando nuestro apetito y disminuyendo nuestro gasto energético en nuestra masa muscular. Por ello sentimos  más hambre y nuestras actividades consumen menos calorías. El cerebro se encarga de volver a regular el peso para poder alcanzar el equilibrio.

Debemos realizar un previo estudio para saber cuál es nuestro rango de peso durante un año (los kilos en los que podemos movernos y fluctuar). De esta forma podremos llegar a mantendremos ahí sin dificultad.

CONCLUSIONES QUE ESPERO TE AYUDEN A TENER ÉXITO EN TU CAMBIO DE HÁBITOS:

Estamos diseñados para realizar actividad física, sea cuál sea la intensidad.  Necesitamos el movimiento.

Para vencer el ciclo de una inadecuada alimentación debemos cambiar nuestro estilo de vida.

Debemos  mejorar los hábitos alimenticios sin poner el foco en “la forma” sino “en la función”. Siempre es mejor prevenir que curar.

Las dietas no funcionan porque no hablamos de comida , hablamos de personas. Las dietas están diseñadas con unos mismos patrones y las personas no. Cada uno tiene sus propias causas y circunstancias.

No dejes llevarte por “el Boom de la sobreinformación”. Las modas y las tendencias en una buena nutrición no funcionan.

Debemos construir un camino propio para sentirnos bien en cuerpo y alma desde la individualidad de uno mismo aceptando que durante el camino puede haber “grises”, pero con el convencimiento de un óptimo resultado final.

2 comentarios en “NO HAGAS DIETA: ¡Cambia tu Alimentación!”

Responder a yoli Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!