LA IMPORTANCIA DE DEPURAR NUESTRO HÍGADO

20211127_152439

Es el único órgano capaz de regenerarse a sí mismo casi por completo. Pero no es conveniente abusar de ello. Descubre en este artículo como hacerlo

¿Qué es y qué funciones realiza?

El hígado es el órgano más grande del organismo. Pertenece al Sistema digestivo.

Situado en la parte superior derecha de nuestro abdomen (debajo del diafragma), está compuesto por dos lóbulos (derecho e izquierdo) los cuales se encuentran subdivididos en segmentos.

Puede pesar entre 1.5 y 2.5 kilos

Hablamos de uno de los órganos encargado de múltiples funciones vitales .

Os detallo quizá las más conocidas:

  • Regula la Coagulación sanguínea
  • Filtra la sangre circulante ayudando a eliminar bacterias y sustancias nocivas para nuestra salud a través de la producción de “bilis” de la cual también es el responsable.
  • Convierte el amoníaco tóxico en urea (desecho final de las proteínas) y lo expulsa a través de la orina.
  • Elimina la impurezas del organismo desechando bacterias dañinas del torrente sanguíneo.
  • Produce algunas de las proteínas que componen el plasma sanguíneo.
  • Trabaja los estados de gluconeogénesis y cetogénesis durante periodos de ayuno.
  • Sintetiza, almacena y moviliza el glucógeno (actividad muscular)
  • Almacena y libera el azúcar en sangre dependiendo de las necesidades que detecta . Con lo cual controla en todo momento los niveles de glucosa.
  • Participa en la producción de colesterol para fabricar las sales biliares.
  • Es el almacén de hierro del organismo así como de las vitaminas A , B12  y D.

Patologías relacionadas en un hígado tóxico

Migrañas habituales (dolores de cabeza agudos)

Digestiones lentas con gases y dolor abdominal (inflamación)

Tendencia al estreñimiento

Piel y ojos amarillentos

Exceso de picor en la piel

Orina de color oscuro (eliminando que no sea producida por la ingesta de algún alimento que lo provoque)

Sensación de fatiga y mala recuperación muscular tras un esfuerzo físico.

Pérdida de apetito acompañada de náuseas y vómitos

Heces pastosas con muy mal olor

Apatía y falta de energía

Factores que aumentan el riesgo de toxicidad

hepática:

En la mayoría de casos se originan por un exceso de exposición a sustancias tóxicas en los alimentos, causas emocionales y exposiciones medioambientales.

Ó

Por la falta de enzimas digestivas ó producción de bilis ya que ambas intervienen en los procesos de desintoxicación del hígado.

Otros factores que pueden influir:

Obesidad

Diabetes tipo 2

Consumo excesivo de alcohol

Relaciones sexuales sin tomar medidas de precaución

Situaciones prolongadas de un estrés mal gestionado

Existen muchos tipos de enfermedades hepáticas. Entre las más usuales :

1.- Las causadas por virus como la hepatitis (A , B ó C)

2.- Hígado graso y cirrosis

3.- Cáncer de hígado

4.- Enfermedades hereditarias como podrían ser la hemocromatosis (exceso de hierro en sangre) y la enfermedad de Wilson (acumulación de cobre)

Alimentación para la limpieza hepática:

Debemos cuidar nuestra salud hepática no solo en las depuraciones “temporales” sino todos los días del año.

Os detallaré consejos para que podáis ir incorporándolos en vuestro día a día

1.- Es importante el aumento en el consumo de verduras sobre todo las crucíferas (coles, brócoli, hojas de mostaza, rábanos , nabos ) y las verduras amargas ( alcachofas, rúcula, endivias, achicoria) . Esto nos asegurará darle apertura y frescor a nuestro hígado y ayudarle en la expulsión de tóxicos nocivos.

2.- Evitar el alcohol reservando su ingesta para ocasiones especiales ya que se trata de un agente tóxico que lo sobrecarga.

3.- Procurar que las elaboraciones de nuestros menús sean sencillas evitando “siempre” quemar los alimentos, así como utilizar utensilios que desprendan elementos tóxicos (plásticos, teflón, aluminio, cobre …) procurar siempre que estén libres de BPA.

4.- Reduce y si es posible elimina en todo lo posible el consumo de azúcares químicos y refinados así como sus derivados ( sacarosa, glucosa, fructosa…)

5.- Aumenta el consumo de alimentos que contengan “glutatión” ( antioxidante esencial en un proceso depurativo) como pueden ser: las coles, las cebollas, los ajos, los puerros, los espárragos, los aguacates )

En el caso de suplementación con glutatión aconsejo su forma liposomada para obtener una mejor absorción

6.- Mantener una correcta hidratación (según actividad) y realizar un ejercicio diario moderado ó más exigente (según cada individuo).

7.- Buena gestión del estrés: Recordar que nosotros debemos “controlar” la intensidad de estrés en nuestro organismo y no dejarnos invadir por él.

Y entrando en materia de alimentos tened en cuenta los siguientes:

Frutas: principalmente manzanas, uvas, ciruelas, cerezas, fresas, moras , arándanos, frambuesas  y nísperos favorecen un correcto funcionamiento del hígado.

El limón y la lima, son grandes limpiadores. Además de introducir un chorrito de ambos en alguna elaboración (siempre en crudo) nos asegura una buena limpieza de toxinas y nos ayudará en un correcto equilibrio del PH sanguíneo, pero no debemos olvidarnos de los múltiples beneficios que se encuentran en su piel (ha de estar tersa y brillante). Utilizarla en ralladura sobre cremas ó ensaladas es una muy buena opción.

Verduras y Hortalizas: Las que contienen más potasio y otros nutrientes principales para una óptima depuración serían : Alcachofas, cardos, rábanos, escarolas, endivias, achicorias y berenjenas.

El diente de león ( ideal para ensaladas) , es una auténtica planta medicinal para él por sus efectos depurativos y compuestos amargos (taraxacinas). Ideal siempre en crudo. Se puede combinar con berros.

El rábano negro permite la producción biliar , estimula las enzimas del hígado permitiendo digerir mejor las grasas.

La microalga Chlorella (una pequeña dosis de 2 gramos) bien en líquido como en yogures, cremas, potajes… realiza la acción de “adherir” los tóxicos y es de gran ayuda.

Alimentos con compuestos como la alicina y el selenio como es el caso de los ajos, aguacates y la cúrcuma actúan como potentes nutrientes que protegen el hígado de cualquier sobrecarga tóxica.

Por último y no menos importante destaco el Té Verde (por su elevado contenido en catequinas) que tienen su principal función antioxidante y estimulante natural en la liberación de grasas.

Las mejores Plantas amigas del hígado:

1.- Cardo mariano: Rico en silimarina (regeneración celular hepática)

2.- Cocu: ( En españa es más fácil encontrarla en herbodietéticas en forma de extractos ó tinturas), en países como Argentina es más fácil utilizar sus hojas verdes. Esta planta está especialmente indicada en casos de cirrosis hepática y hepatitis.

3.- Bayas de Schisandra: mejoran su funcionamiento. Existe un protocolo médico (bajo supervisión), que combinadas con vitamina C y cardo mariano ayudan en el tratamiento de la hepatitis C.

Se puede tomar en forma de extracto , tintura ó en polvo.

4.- Alcachofera: Sus hojas secas en infusión (no deben hervir) ayudan a “abrir” la energía de hígado para realizar la función de depuración. Para hígados “perezosos”

5.- Ajenjo: Gran carminativo, elimina parásitos intestinales y una de las más indicadas para las depuraciones hepáticas. Por su potente sabor amargo se debe poner en muy poca cantidad y mejor combinado con otras plantas digestivas variadas.

Ejemplo de infusión Digestiva “hepática”:

Mezclar a partes iguales: Boldo, Menta, Regaliz, Cardo mariano, Manzanilla, artemisa y un pellizco de Ajenjo.

Añadir en agua en punto de ebullición tapar y tomar al tras 15 minutos de reposo.

Complementos Nutricionales que ayudan al buen funcionamiento hepático (bajo supervisión)

1.- Colina: Ayuda en la eliminación y acumulación de grasas en el hígado.

2.- Curcumina (principio activo de la cúrcuma), ayuda a desinflamar el hígado. Contiene un inhibidor enzimático que aporta este efecto bloqueando el dolor.

3.- Vitamina C: Ejerce una importante acción Antiinflamatoria y Antioxidante.

4.- Selenio: Mineral básico en el organismo . Ayuda en todas sus funciones.

5.- Glutamina : Al igual que la colina evita la acumulación de grasa

Batido para un día post-exceso

Os ayudará en caso de sobrecarga “puntual”

Poner en vaso de batir:

2 pomelos pelados

1 rodaja de 5 cms.de jengibre (raíz fresca)

1 remolacha pequeña pelada fresca

3 hojas de diente de león (fresca)

El jugo de 1 lima

Batir todo y tomar en ayunas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!